Premio Abrazo

 

En junio de 2009 un amigo y compañero de Ramòn Fernandez de Castro pidió que se le concediese el Premio Abrazo, que es otorgado por colegas de profesiòn a alguien a quien quieren y respetan. Se dió la brasa y se consiguió y aquello fue un hito porque sería la primera vez que lo recibiese un actor de doblaje. Y la pequeña historia de aquel evento la vamos a contar en imàgenes. Pero antes hay que conocer un poco a Ramòn.Merece la pena.

 

Ramòn empezò en doblaje a finales de los 80 en la empresa Edertrack. De voz y presencia imponentes, enseguida empezò a locutar documentales y publicidad. En las pelìculas siempre doblò personajes de galanes maduros (tipo Michael Rennie) brutotes, que de todo hay que hacer. Doblaba en castellano y en euskera y asì siguiò hasta que hace unos años, la enfermedad lo apartò de la profesiòn. Y eso es por lo que su amigo decidió pedir este premio de amistad, para demostrarle que sus compañeros siguen acordàndose de èl y no solo como actor de doblaje, sino como PERSONA.

 

 

Primero había que ir hasta Santurce todos en reunión y la cita fue en el Museo Marítimo de Bilbao. Se embarcó a la gente en dos barquitos y con ellos se bajó por toda la ría hasta el pueblo pesquero. Hacía mal día. Un típico día de verano vasco. Lluvia y un poquito de relente.

Entre los asistentes al evento estaban Eduardo Gorriño, Alazne Erdozia, Mañu Elizondo, Luz Emparanza, Kepa Cueto y familia y alguno más.

Se llegó a Santurce, se empezó el evento, Mañu dijo algunas palabras y cuando le íbamos a dar el abrazo a Ramón....¡milagro!, ¡dejó de llover!. Para terminar nos pusimos como el quico con el producto típico de la localidad, esto es, la sardina.

 

 UN BESO, AMIGO