Doblajes Desaparecidos

Clica en "Doblajes malditos, malditos doblajes" y te verás teletransportado a esa maldita sección.

 

En la miniserie "Quirke", protagonizada por Gabriel Byrne, el personaje de Bill Latimer le fue adjudicado a Kandido Uranga . A la hora de pasar revista al producto final, se dieron cuenta de que faltaba un take de Kandido y al no ser este localizado y debido a la prisa que había por entregar el producto, se decidió borrar sus takes y que los rehiciera otro guipuzcoano, Mañu Elizondo. Al no ser muchos, el daño fue mínimo.

...................................................................................................................................................................................

Aproximadamente en octubre de 2012 se inicia el doblaje de la serie "Castillo de Naipes" con Kevin Spacey a la cabeza. Pero al mismo tiempo se comienza el mismo doblaje en Madrid. Son simultáneos. El de Madrid apareció en C+ cuando se estrenó la serie, pero ¿qué fue del otro?. Que sepamos nunca se ha oído y quizás se utilice para la versión en DVD, pero esto último es solo nuestra suposición. ¿Se habrá perdido para siempre?.

......................................................................................................................................................................................

A mediados de la década de 2000, una empresa muy importante catalana que se dedica a la publicación de libros, enciclopedias, etc., decide sacar una edición en video de la "Historia de España", que acompañará a una publicación muy hermosa. Es un proyecto muy ambicioso y caro que acabará yéndose al traste. Pero no adelantemos acontecimientos.

La empresa catalana decide hacer primero las locuciones y sobre ellas meterá imágenes que irán en los DVDs. Por supuesto, la locución guía será la castellana que se hace en Madrid por 2 locutores (hombre y mujer) fifty-fifty. Todos los demás locutores de lo vernáculo, deberán seguir el modelo impuesto por los madrileños.

El que nos interesa a nosotros es el modelo vasco. Se elige una empresa de Donosti para que lleve a cabo las locuciones en euskara y se elige a dos locutores vizcaínos (chico-chica) para que las lleven a cabo. Nunca verán imágen alguna. A través de cascos les pasarán como referencia las voces madrileñas y ellos deberán seguir su cadencia, ritmo y sin pasarse de tiempo.

Las locuciones se realizan en horario de tarde-noche y a razón de 2 capítulos por sesión.

El trabajo es arduo porque hay fallos de traducción que tienen que solventar los locutores y las horas a las que se realizan las locuciones tampoco son las ideales.

Todo el proceso lleva varios meses, la Historia de España da para mucho, y los locutores acaban agotados del proyecto. A últimos de julio y ansiando ya las vacaciones de verano el locutor vasco recibe una llamada del responsable del proyecto para pedirle que vuelva a Donosti a rehacer unos párrafos que estaban errados. El locutor se niega por razones de ineficiencia ajena y por cansancio emocional a conducir más de 250 kms. para rehacer nada, así que llegan a la conclusión de que los párrafos corregidos se harán en una empresa de Blbao y todos tan contentos.

Pero el presupuesto, que ya de por sí era caro y por el que los locutores fueron muy bien pagados, se empieza a disparar. Las repeticiones hay que llevarlas también a término en Madrid (y esos no se andan con chiquitas) y en los demás lugares donde se hablan además otras lenguas.

Finalmente, la empresa decide acabar con el proyecto de manera brusca y sin paliativos, pagar a todo el mundo lo que se debe, no sacar jamás la colección y despedir al responsable y deshacedor de todo. Los takes (muchos muchos) desaparecieron y probablemente nunca jamás se vuelva a saber de ello si no es por nosotros que estamos muy al loro de todo.

................................................................................................................................................................................................................

Hace unos años el actor de voz vasco (de Renteria por más señas) pero que ha hecho toda su carrera en Madrid, Juan Carlos Ordóñez, dobló en San Sebastián una TV Movie inglesa, "Sospecha" por más señas, en 2005. Este actor que ha sido todo un referente del doblaje estatal no pasaba por su mejor momento y los takes no quedaron del todo al gusto del cliente. Se decidió pues borrar todos sus takes y llamar a otro actor, para que volviera a doblar todos los takes del anterior. Kepa Cueto no sabía que estaba redoblando el trabajo hecho por el que otrora fuera su maestro. A pesar de que se intentó borrar todos los takes de Ordóñez, se les escapó uno que es ideal para que los locos del doblaje traten de localizarlo.

este es uno de esos takes borrados y luego redoblados